Suscripción

Reciba las novedades de nuestro Blog en su E-mail
Imprimir

CERCANA LEJANIA - La Última Obra del Amigo Alfredo Gutiérrez, Dedicada a Edgar Morin

CERCANA LEJANÍA

-A un hermano del alma: Edgar Morin-

Alfredo Gutiérrez, 06/12/07

 Con el verso en la prosa si se antoja

 

Con el verso en la prosa si se antoja

con razón y emoción si así proceda

cómo atizas el verbo que provocas

esa paz que en tu espíritu se enciende

 en llamados que se internan y levantan

ya sin más reducciones a lo simple

 

sino al riesgo complejo que nos contrasta

con el mismo buscar que nos contiene

que sabe interrogar ahí donde quiere

donde duele, donde lanza y donde calma

 

Un lince que ha partido y regresado

cuantas veces los días de lo vivido

lo nacieron del caos, múltiple origen

que vive en la inquietud, temple obsesivo

de sus propios andares, de los tiempos

en que fuimos con él, único punto

explosión de universos en desorden

y creación de sentido entre los seres

así somos, aliados desde entonces

hormigas y estrellas, guijarros y veranos

máquinas y libros, dioses y saberes

lazo común por todos consabido

que la sapiencia a diario desconoce

en la doble posibilidad de reformarnos

y arrasarnos a la vez: razón demente.

 

Sólo tienes un defecto irremediable

entre otros de buen tono y fuerte marca:

ser como otros cualquiera en el enjambre

no poderte distinguir entre la gente

pasar como uno de tantos y arrullarte

con el dulce rugido de los hombres

y el canto vigoroso en las mujeres

estas hecho de suerte, siempre ganas

el corazón de quienes te conocen

imposible negar que al fin ya fuimos

los mismos que partieron al principio

en una cresta de mar, festivo himno

espuma de palomas sin destino

que llevan en la aurora su equipaje.

 

Te parece demasiado a nosotros

eres como cualquier ser humano

pero el ruido de incansables pasos

los que afinan más hondo, acumulados

la plástica moldeable de tu rostro

y el mapa abigarrado de tus manos

viajando en el mundo de tu gente

migrantes oleadas renacientes

en la andanza heredera de los otros,

 

En la memoria de los que te buscan

punza la curiosidad por los que has sido

llevas en tu alforja nombres, rostros, dichos

heridas para evitarte los olvidos

sonrisa para atraer hacia el panal

y un par de ojitos que vienen y van

entre el Oriente y el Oeste perdidos

de tu imagen lejana y familiar

que te hacen parecer también extraño

a pesar de acercarnos en tu hablar.

 

Cuando aquí te conocí

ya eras viejo amigo de los ojos

que se distintas miradas te persiguen

con sorpresa y asombro de tenerte

tan a la mano de su ser más propio

Muchas lunas habían buscado abrigo

en tu historia de libros que amanecen

mil gestos dibujaste en esas almas

que giran y convierten tus demonios

en tierno ronroneo que se acomoda

sin temor al mañana y al pasado

como una experiencia que no acaba

de haberlos recorrido como un gato

con más de siete vidas en cada año

de los muchos que llevas navegando

buscando lo que une en lo distante

la clave del encuentro y del abrazo

el pegamento que nos deja libres

bajo el brillo del sol que acoge y arde.

 

Así eres Morin

Alegre amigo

de la amistad que muchos conferimos

una aventura sin mejor destino

 

que el de vernos mejor en los espejos

en que una multitud

se hace uno mismo

sin perder lo que somos en el giro

de la imagen que engaña a los gemelos

Somos el rodar de un viejo estilo

que asciende y decae en esta escala

de espirales que doblan, fuego y agua

donde ensaya a rehacerse, rara especie

que acosa y convoca en lo que ignora

al devolverle a su huella la pregunta

al dudar de su nombre y de su causa

buscando en la orilla del peligro

la fuerza que cae mientras levanta

los densos telones de la historia

y el enigma completo en que se junta.

 

Y seremos contigo en el momento

en que la broma y la pena recomienzan

por el camino sinuoso en que no lloran

sino que se divierten como danza

así es como te leen los que te inventan

un carnaval que duele cuando piensa

Por todo lo que hiere y nos separa

No estamos para hacerte frase o piedra

sino este movimiento que nos place

que dice de ti, creador de enlaces

y dice que nosotros la respuesta

con que abrimos el nombre de la casa

que son los continentes que en sus hambres

construyen sus cuentos de esperanza

de sueño y de trabajo en la jugada.

 

En tu obra hay una parte que se salva

otra se perderá, otra se ignora

contradictoria como tú misma semblanza

sembrando la tensión, la enorme duda

esa inconformidad que no reposa

ni en el último capítulo que esboza

sin querer, los dolores que recobra

de la contradicción que hace y deshace

en la incierta condición de la persona

que no alcanza a mirarse donde brota

fuente de sombra, ruta vedada

que resguarda el secreto en que se nace

 

Fluyendo tu riqueza se dispersa

será inútil buscar veta o tesoro

tu mensaje ya ha sido recibido

en la nave que en rumbo se endereza

que es la patria en la tierra para el siglo

No has dibujado Edenes prometidos

ni anuncios dejarás de la armonía

el futuro está lleno de preguntas

y no hay mano que arrulle cuna o nido

Antiguas y recientes son las alas

que abrigan al amigo del amigo

a la escucha te aguardan como un vicio

aquellos que contigo en vuelo se alzan

los muchos que en ti algo han sabido

de mutuos argumentos con querencias

el motivo aquí acalla los negocios

en la lucha que alerta las conciencias

y es el desequilibrio el que se planta

como un abanderado de los tiempos

en la cima del cráneo carcomido

de todos los que pastan beneficios

al pie de esa otro altar tan conocido

catecismo de la ciencia subyugada

al cálculo, al interés, al ecocidio.

 

No encontrarán del ser sólo pedazos

sino la fuerza integradora de este fuego

al inicio del drama, en su trayecto

porque somos al fin todos distintos

y uno somos también en lo diverso.

 

 

 

 

 

Únase al Diálogo Directo con Edgar Morin Mensaje Breve de Edgar Morin en Video

Deja tus comentarios

0
Términos y Condiciones de Publicación.
  • No se han encontrado comentarios

Contacto

DERECHOS RESERVADOS

  • Los derechos de propiedad intelectual sobre este SITIO, dominio o sub-dominios son titularidad de Edgar Morin. El uso de cualquiera de los contenidos del SITIO no constituirá en ningún momento una autorización ni licencia tácita o explícita para usar la propiedad intelectual propiedad de Edgar Morin o de la cual ésta es usuaria autorizada, por lo que su reproducción parcial o total no está permitida.
    Corresponde a Edgar Morin el ejercicio exclusivo de los derechos de explotación de los derechos referidos en cualquier forma y, en especial, los derechos de su divulgación, publicación, reproducción, distribución, comunicación pública y transformación.

 

Protected by Copyscape Web Copyright Checker

Email *
Nombre *
Apellido *
Ciudad *
País *
Teléfono Celular *
Posgrado *
Temática *
Mensaje *